viernes, 6 de marzo de 2015

La mula de fuego

José conocía bien la historia de la mula con crines y cola de fuego que perseguía a los borrachos que vagaban por los caminos. Decían que era negra azabache y corría más rápido que cualquier bestia que hubiera sido vista antes, pero para José no eran más que supersticiones absurdas y cuentos de viejos para asustar a los jóvenes que salían de fiesta.

Ese fin de semana, José salió con su mejor ropa, su guitarra y su último pago. Dicen quienes estuvieron con él, que no se medía en gastos, que cantaba, bailaba y reía como si no hubiera un mañana. Cuentan que después de perderse un rato con una dama, regresó a su mesa para recoger su guitarra, su sombrero y volverse a su casa sin hacer caso de las advertencias que le hacían. Dicen que su respuesta era que él domaría y montaría a la mula de fuego.

Nadie sabe que pasó esa madrugada, lo cierto es que José después de eso no apareció ni vivo ni muerto; aunque aún hoy en las mañanas de fiesta, hay quienes dicen haber sido perseguidos por una mula de fuego jineteada por un hombre borracho con una guitarra a la espalda.

Marzo 2015.



14 comentarios:

  1. Buena microleyenda, Andrés. Es muy heavy y es fantástica, abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Ana Lía, es muy agradable para mí que te haya gustado. Un abrazo de vuelta.

      Eliminar
  2. Y así se crean las leyendas Andrés. Muy bien contado, saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Una nueva leyenda para contar, se la leeré a mis hijas cuando sean adolescetes, a ver si las asusto un poco. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja, buena idea María, tal vez evites que se vayan de fiesta un par de veces. Saludos para vos también.

      Eliminar
  4. Clara advertencia para jóvenes aventureros, si señor!
    Muy bueno! Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si mujer, mucho cuidado con la mula de fuego. Gracias por pasar, un saludo.

      Eliminar
  5. Muy buena microleyenda, Andrés. Lo imaginé corriendo al pobre José.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario Federico. Abrazo igual.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Me alegra que le haya gustado Mercedes, besos de vuelta. :)

      Eliminar