sábado, 7 de noviembre de 2015

Desafío de los 30 días del Trasgotauro. Pregunta 9.

Describe un Dungeon en las inmediaciones de Highdell


A unas cuantas millas de Highdell y entre las montañas, existe un enorme cráter de unos seiscientos pies de diámetro y novecientos de profundidad, al cuál los habitantes llaman El Ombligo de Highdell. Sus paredes verticales en roca permanecen húmedas y gruesas colchas de musgo crecen de ellas. Un pequeño arroyo se convierte en una débil cascada que cae hasta el fondo, donde sus aguas alimentan un lago de aguas cristalinas. Descender hasta el lago es tarea difícil para escaladores sin experiencia y puede tomar varias horas, pero una vez en el fondo los aventureros podrán disfrutar de una de las mayores maravillas de la naturaleza, un enorme estanque de aguas cristalinas, frescas de unos ciento cincuenta pies de profundidad en el centro.

Varias cavernas y grutas llegan hasta este punto y se alejan entre la oscuridad adentrándose en las paredes de roca. El lago no sólo es alimentado por el riachuelo que cae desde la superficie, sino que también se alimenta de varios flujos subterráneos de agua que confluyen en ese punto de las montañas. Dicen que desde el fondo del lago, nace una corriente subterránea que recorre varias millas, pasando también por debajo de Highdell y desemboca directamente en el mar.

Sin embargo la importancia del lago no reside sólo en la belleza natural del sitio. Se cuenta que en tiempos de los antiguos piratas, un grupo de marineros que habían desertado del barco Tormenta de Mar, propiedad del capitán Igor Raumel, conocido también como Guante verde, huyeron, llevando consigo un cofre lleno de tesoros. Al sentirse perseguidos, siguieron avanzando hacia las montañas, dónde decidieron esconderse en una gruta.

Sin embargo los hombres de Guante Verde eran astutos, crueles e implacables en su venganza, por lo que siguieron a los desertores hasta la entrada de la caverna. Dicen que después de dos días sin encontrar agua, los marineros perdidos que huían siendo perseguidos, llegaron hasta el lago, llevando consigo algunas monedas y piedras preciosas, finalmente bebieron y se quedaron dormidos, pero esa misma tarde una torrencial lluvia inundó el cráter y los desertores finalmente murieron ahogados.

Es común que los habitantes de Highdell se pasen de vez en cuando por el cráter para rezar por las almas de los marineros ahogados y a cambio pedir algún favor personal a manera de milagro, sin embargo es necesaria una ofrenda a cambio. Cuenta la historia que los marineros nunca podrán descansar en paz, hasta recuperar el valor del tesoro robado, es por eso, que muchos creyentes lanzan monedas al lago para ayudar a las almas en pena a completar su misión.

Son muchos los aventureros que se han arriesgado a bajar al fondo del cráter para buscar el tesoro de los marineros, o para intentar sumergirse en el lago y recuperar las monedas lanzadas por los fieles a lo largo de los años. Sin embargo las cavernas del interior son peligrosas y oscuras, además la zona es bastante lluviosa y el sitio se inunda con facilidad. Es por eso que se dice que las almas en pena que habitan el Ombligo de Highdell, no sólo las de los primeros marineros, sino también las de aquellos aventureros que siguen tratando de robar su tesoro.

2 comentarios:

  1. :O !!
    Me recuerda un poco de la historia de perla negra y su tripulación.
    Sabes? Me dan hasta ganas de jugar n.n quisiera saber que hay en ese ombligo pro cuenta propia :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh si, algo de eso me inspiró y cuidado, no vaya ser que te ahogues por andar buscando tesoros escondidos.

      Eliminar