viernes, 6 de febrero de 2015

¿La cantidad realmente importa?


Hoy he tenido una conversación breve con mis compañeros de mesa de siempre en la que estábamos tratando de coordinar una partida para el próximo domingo, pero por cuestiones de tiempo, distancia y otras iguales que ya he citado en otros post al final hemos quedado solo cuatro personas, el director que en este caso sería yo, retomando la dirección después de un par de años sin hacerlo y tres compañeros más. Sin embargo al ver que no eramos el "número ideal" que para mi está entre los cuatro o cinco jugadores además del director he declinado y hemos decidido postergar la partida. Esta situación me ha llevado a pensar un buen rato si en los juegos de rol el numero de jugadores a la mesa en una partida es realmente importante o no, partiendo de mis propias experiencias previas y he querido compartir algo de lo que a mi me ha tocado cuando se tienen muy pocos o muchos jugadores.

Pocos jugadores: Dos o tres, es raro tener tan pocos jugadores para jugar una partida, más si estaba programada de días antes o si se juega de forma periódica, pero puede suceder. A veces llegás con tus manuales y tus dados a la mochila y te das cuenta de que no están todos, pero los que están aún así quieren jugar; situación que para algunas partidas o algunos juegos en particular (sobre todo aquellos que tienden a ser cooperativos) puede resultar contraproducente. ¿por qué?, bueno porque básicamente toda la atención recae sobre los personajes de los jugadores presentes lo que dobla "el trabajo por hacer", no es para nadie un secreto que la dinámica de muchos juegos de rol se basa en "resolver retos" y si no se cuenta con las suficientes manos y ojos, una partida de rol puede convertirse en algo muy frustrante para los presentes; es cierto, los jugadores no siempre deberían salir ganando, pero al menos deberían contar con las condiciones óptimas que les permita estar preparados para resolver los misterios planteados por el director (o que al menos crean que lo están). Por otra parte, los juegos de rol son a la larga solo una forma de interacción social, por lo que gran parte de la diversión está en que pueda haber el mayor numero de amigos sentados a la mesa, riendo, comiendo frituras y diciendo tonterías ¿no?.

Muchos jugadores: La cara opuesta de la moneda, organizaste una partida de rol en casa, tenés la mesa lista y al llegar los jugadores te das cuenta que alguien llegó de sorpresa y/o dos o tres compañeros invitaron a alguien más (que vamos, casi siempre es bienvenido un rostro nuevo), pero ahora tenés una mesa en la que tienen que interactuar siete, ocho, nueve y hasta diez personas, lo que puede causar dos cosas, 1. que tu mesa se convierta en una autentica Torre de Babel en la que rebotan ideas y comentarios de aquí para allá y de allá para acá, de donde poco o nada puedes entender o 2. que no todos puedan participar lo suficiente; lo que se traduce en interrupciones, aburrimiento, bostezos, distracciones y finalmente en una partida excesivamente sosa, más si hay un teléfono presente en la mesa, a alguien se le ocurre un chiste flojo que nada tiene que ver con el momento o hay una película "muy interesante para comentar". De igual forma, si no es una partida en mesa como tal, sino que es un hangout o una partida por roll20 te topas con el inconveniente de la falta de estabilidad en la llamada, interferencias en el audio/vídeo o que el director simplemente se vea abrumado por la cantidad de información que tiene que manejar al mismo tiempo.

Personalmente y como lo comentaba al principio, para mí el numero ideal de jugadores es de cuatro o cinco personas además del director de juego, ya que creo que es la cantidad que garantiza de cierta forma que todos tengan la oportunidad de participar pero que hayan suficientes caras en la mesa para pasarla bien. Si alguien tiene una idea o le ha tocado una experiencia diferente me agradaría leerle y conocer su opinión.

2 comentarios:

  1. No pienso de la misma manera que el número de jugadores sean la traba, sino lo queremos contar o hacer participes a nuestros jugadores. No es mismo plantearse una sesión de combate que una investigación. Muchas veces nos encontramos que la situación de quien debe adaptarse los jugadores o el máster/arbitro. Hay situación se puede amoldar y otras es que NO. Depende la franqueza con ambas partes para decir sí o no y aceptar de sus acciones y resultados (No se juega por exceso o falta de jugadores o total party kill, en casos muy extremos)
    Cuando me paso estos casos jugadores, le di una serie soluciones intermedias puede ser útiles para estas ocasiones puntuales.
    Grupos pequeños. Jugaba una sesión en plan flashback, donde se vieran implicadas las historias o tramas de jugadores que habían asistido. De manera dejaba en punto muerto para poder continuar cuando estuvieran todos y no castigan a los querían jugar la partida. La otra opción es sacar una partida de dungeon crawl, en plan pachanga.
    Grupos grandes. Los dividían en dos bandos. Los habituales y los invitados. Los habituales, tenían su marcha, les ponía trabajar en cierto campo como preparar un asalto del castillo de Lich, resolver un acertijo, … Mientras con los invitados, me ponía introducirles situación (Sois un grupos de “salvadores” van “rescatar” personalidad importante de la zona , os habéis infiltrado en el castillo del Lich , pero os han contado que el castillos están plagado de no-muerto ¿Qué vais hacer para rescatar a X?) y deja cabo suelto para debatieran entre ellos. Volvía con los habituales, preguntaba algo y le ponía alguna pega o si había alguna cosa no encaja le daba alguna pista indirecta, los dejaba obrar para que debatieran cada grupo. Pasado un rato los juntaba a dos grupos cada uno tenía sus tareas asignadas. Unos asaltar el castillo y otros rescatar a la personalidad. El kit de la cuestión ambos grupos tenga faena que hacer y luego hacerles cooperar en ciertos puntos. (Tenéis un enemigo común, solo no podréis sobrevivir a las trampas y aberraciones de Lich y sabéis que necesitas ayuda para resolver el asunto)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, muy interesante tu experiencia y tus forma de resolver la situación.

      Eliminar